Mona Lisa Acelerada

lunes, enero 16, 2006

Mendo Rock

Recién llego de la segunda noche del Mendo Rock. Una fiesta local de puta madre. Cinco mil personas de todas las edades (leáse adolescentes, padres -de los adolescentes-), familias con niños chiquitos y bebés (leáse, la generación intermedia) y hasta abuelos/as que siguen bailando, curiosos, al ritmo del rocanrol y haciéndole el aguante, de lejos y discretos a sus nietitos rasta, metálicos y/o rollingos de lengua y corazón. Todos juntos en el Gabriela Mistral. Todos por lo mismo. Después de los estupendos toques de Parió la choca y de Chancho va (somos unos animales, parece), Tito Dávila además, de música, bajó línea: "El rock es una cuestión de actitud". Los niños (léase, adolescentes con brújula errante) lo escucharon con devoción. Silencio de misa. No sabían quién era ni qué pasaba, pero abrieron su cabeza. Idem con los Alcohol Etílico que eran como dibujos en el escenario hasta que pelaron la historia del rock mendocino y se llevaron la mejor parte con su magnífico final: una montonera de músicos haciendo "borracho y loco" donde faltaba Sergio Embrioni, que valla y seguridad privada mediante, miraba todo por la pantalla de tevé. Una mierda. El sabor amargo de una noche de luxe. Para cuando tocaron Los Tipitos, que quemaron sus hits más rápido que sus tiros, en el Mistral ya quedaba poca gente. No interesaron.

8 Comments:

  • El rock es cuentión de actitud... y sí, puede ser. No concibo mi cultura, mi manera de pensar sin el rock. Tomar decisiones importantes de la vida apoyándome en un tema de Spinetta, o acompañar mi felicidad con Charly. Los Alcohol Etílico junto con mis coterráneos Raivan Pérez, me enseñaron que por estas tierras también se podía (aunque yo no haya podido después, no importa). Aunque los porteños hagan "brujería", aquí tenemos algo qué decir.

    By Blogger Quebrantapájaros, at enero 16, 2006 7:55 p. m.  

  • Te felicito por tu nuevo blog y espero que esta acelerada sonrisa de mona lisa (Julia Roberts, go home!) me muestre siempre los dientes.

    By Blogger Quebrantapájaros, at enero 16, 2006 7:57 p. m.  

  • PATRI:
    He aquí los efluvios del Zapping por tanto tiempo extrañados. Qué bueno que el Mendo Rock sirva para ganarse el pan como periodista y para probar que tu poesía de cronista no está caduca. Ahora espero que este homenaje a William Gibson (por el nombre del blog, digo), espero no haga de la existencia de la bitácora una mera fantasía de ciencia ficción.

    By Blogger Fernando G. Toledo, at enero 17, 2006 7:01 p. m.  

  • Mona Lisa:

    Quizás sea un síntoma de vejez, pero el caso es que cada vez me va menos el mundillo del rock. Los motivos: varios. Enumero algunos:

    1.¿Es mucho pedir un poco de coherencia entre discurso y acción? Porque todos hemos sido testigos cómo desde el púlpito rockero se vocifera: “libertad, libertad y más libertad” Y yo me pregunto ¿para quiénes? ¿para los varones blancos protestantes? (bueno en nuestra patria “crisol de razas” lo de blancos y protestantes no corre), pues también es de todos sabido que las “chicas del rock” se quejan bastante del machismo de sus compañeritos. Y esto entre personas “supuestamente” inteligentes y sensibles.

    2. ¿Y el público? El público…pibes (y no tanto) que porque se tomaron un tetra y se fumaron un caño se sienten lo más de lo más y van repitiendo las palabras del oráculo con tanta devoción (fanatismo) que si no les seguís la corriente son perfectamente capaces de hacerte un lindo pogo…en la cabeza. Al margen de que suelen ser más machistas y … primitivos que el oráculo.

    3. ¿Y la prensa de rock? La merita verdá, mucho no me colabora. Imaginá la siguiente situación.
    Estrella: “………” (completá el espacio con la más obvia de las obviedades, novedad en tiempos de Horacio)
    Periodista de rock (sic) Ahhhhh (y uno desde casa piensa “ojalá haya alguien a mano que le cierre la boca a este pibe”)
    Intuyo que lo que a ambos grupetes les falta es visitar, no todos los días, pero sí de tanto en tanto una librería, cosa que aparentemente se cuidan muy bien de hacer.

    4. ¿Y nuestras estrellas? (porque lo son, quién se atrevería a negarles semejante status!!!)
    ¿Charly? Lo amé, lo amé, pero ya me tiene las bolas por el piso!!!
    ¿Fito? ¿Moda y pueblo? ¿Nadie le dijo que no puede, bajo ningún punto de vista (o de oído) cantar La última curda sin provocar en su auditorio serios problemas gastrointestinales?
    ¿Pandolfo? Si lo que pretendía con sus versiones de otros autores era homenajearlos, la cagó, y mal!
    ¿Calamaro? Que se recupera y no, y uno piensa que de lo que realmente debería curarse es de su afección en los oídos porque de otro modo no se entienden algunas de sus rimas.
    ¿Y el resto? (Renga, Bersuit, Piojos, Paranoicos, Divididos, etc) Nada.

    Y ahora que lo pienso ¿cuáles serán mis robinsones en este naufragio rockero? Spinetta, Aznar, Frenkel, Melero y Ceratti (aunque mi buen amigo quebrantapájaros diga que Gustavo es una ruina)

    En fin, tal vez algunas de las actitudes que ahora me molestan sean parte del paisaje y hayan estado siempre ahí y sólo ahora las percibo. Pero desde que me son tan evidentes no puedo obviarlas, son la mosca en la sopa. Y bue…

    Mientras tanto, tomo “una cassette” de Miguel Mateos (que tanto le gusta a Toledo) y “bailo hasta caer”.

    By Blogger sergio, at enero 20, 2006 7:47 p. m.  

  • No sé si el nombre del blog es un homenaje a Gibson o no, nada pero nada sé de Fantaciencia.Ignorante a la décima potencia, lecturas que haré en algún futuro. Gibson, Dick algún día me conocerán.
    Al margen de esto, el nombre es sugerente: no hay nada más estático que la Gioconda y su sonrisita sin dientes. Cada día esta teoría tiene más adeptos: la donna no tenía ni un marfil para el asado. Por eso era feliz, discretamente feliz. ¿Acaso hay un dolor más espantoso y persistente que el de una muela careada? Años y años sufriendo hasta que mi amada dentista me sacó tres muelas problemáticas. Ahora soy feliz, discretamente feliz. Eso sí, no puedo reirme a mandíbula batiente o sonreir como la reina de la vendimia... la felicidad abre ventanas que no es conveniente mostrar.
    ¿Esto es una digresión? Sí, vamos al asunto.
    Primero, creo que la gente se fue no por los Tipitos sino por el partido Boca-River. Mi hnito. y sus descerebrados amigos -pintura fiel de lo que describe Sergio- abandonaron el recital por este motivo.
    Segundo, adhiero a cada una de las palabras de Sergio. No sé si estoy gagá o viejita -no sólo por la falta de dientes- pero estoy en otras búsquedas musicales... además Los Redonditos se separaron hace ya tiempo, ¿no?

    By Blogger Paula, at enero 21, 2006 8:30 p. m.  

  • Estimados todos y cada uno. Gracias por sus intervenciones.

    Hernán. Como vos no concibo mi vida sin el rock. Sin esa música que te atraviesa al mismo tiempo la cabeza y el estómago. Es más, no puedo vivir sin buena música. Llamémosle clásicos.

    Fer. Que yo sea "fantástica", en todo el sentido de la palabra, no quiere decir que este blog vaya a ser una fantasía. Te espero al final de la novela de W.G. Y antes también.

    Sergio. El rock es movimiento. Están las bandas viejas, las buenas y las nuevas. Sólo los buenas, tesón y actitud mediante, se van convirtiendo en viejas. Atenti, cuando digo "viejas" intento acercarme a un concepto de calidad músico-vocal-lírico con el que no necesariamente tengo que coincidir pero sí, al menos, reconocer. La de loa periodistas del rock da para toda una discusíón, debate, aparte. Coincido con tus ideas acerca del público, las estrellas, los aburrimientos y las moscas en la sopa (cf. "Tango Rock" de una poeta mendocina). Pero, si bailás "hasta caer" con Mateos y Toledo (a quien nunca he visto bailar, por cierto), estás perdido.

    Paula. Tu ignorancia es evidente. No hace falta que la describas. Tranquila. Gibson y Dick pueden sobrevivir perfectamente sin encontrarte jamás.

    By Blogger Patricia Rodón, at enero 23, 2006 2:31 a. m.  

  • ¿Y si me encuentran que puede pasar? Necesito estar preparada. Quizás resbalen por el "núcleo duro" de mi ignorancia y yo no me de ni cuenta...

    By Blogger Paula, at enero 23, 2006 11:43 a. m.  

  • Desde las tolderías de mi barbarie...
    Creo que sobrevalorás mi ignorancia. ¿Qué podría hacer una lectura mía a tus estimados autores? ¿Acaso una interpretación ramplona y mediocre? Probablemente. ¿Te acordás cuando me mandaste a lavar los platos con Camus? Leí las obras en cuestión y te puedo asegurar que al argelino no se le movió un hueso.
    En tu respuesta la palabra JAMÁS es una exageración. Tranquila, no soy Spielberg para hacer una película que malinterprete a estos autores.
    Me estimula que me trates de ignorante, sos la primera que lo hace en toda mi vida y por eso mereces un sitio de honor en mi consideración. Como vez, hay mucha gente equivocada conmigo.

    By Blogger Paula, at enero 24, 2006 10:56 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home