Mona Lisa Acelerada

viernes, marzo 24, 2006

24 de marzo 1976 - 24 de marzo 2006

Masa

Al fin de la batalla,
y muerto el combatiente, vino hacia él un hombre
y le dijo: "¡No mueras; te amo tanto!"
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Se le acercaron dos y repitiéronle:
"¡No nos dejes! ¡Valor! ¡Vuelve a la vida!"
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Acudieron a él veinte, cien, mil, quinientos mil,
clamando: "¡Tanto amor y no poder nada contra la muerte!"

Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Le rodearon millones de individuos,
con un ruego común: "¡Quédate, hermano!"
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Entonces todos los hombres de la tierra
le rodearon; les vio el cadáver triste, emocionado:
incorporóse lentamente,
abrazó al primer hombre; echóse a andar...

César Vallejo

2 Comments:

  • ¡Impresionante! ¿Cuántas palabras se necesitarán para levantar a un muerto o traerlo a una memoria viva? Gracias por abrir la boca entre tanto silencio.

    By Blogger Quebrantapájaros, at marzo 28, 2006 9:48 p. m.  

  • y cuando todos acudan a ese llamado -esa deuda- serán tantos los que vuelvan a erigirse entre las sombras, que no quedará más remedio que morir un poco a cambio, por no haber gritado a tiempo...

    adoro a Vallejo. muy buena elección.

    By Blogger Fragaria Vesca, at marzo 29, 2006 12:53 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home