Mona Lisa Acelerada

jueves, septiembre 07, 2006

Cultura urbana

Si tenés entre 16 y 20 años, joven mendocino, podés ser libre en la ciudad de Mendoza. Pero sólo el día sábado tal entre las 14 y las 20. Vení a pintar grafittis en los paneles que hemos preparado, a hacer skate y biciplaza que la policía no te va a decir nada, a leer poesía en sordina, a lucir tu primer y último tatuaje, a hacer y/o escuchar rock que hemos puesto sonido de licitación que zafa. ¡Ojo! Lo de la libertad es un eufemismo. Los únicos que pueden tomar cerveza/ fernet son los funcionarios a cargo. Que el aliento los voltee no es relevante. Ni se te ocurra pelar una birra, una nota de más o un porro. Queda totalmente prohibida la cultura urbana fuera de la agenda de la Secretaría de la Juventud de la Ciudad de Mendoza. Que no te agarren con un aerosol en la mano, un skate en la axila o una cerveza en la boca fuera del contexto establecido. Y por favor, si sos un paria, uno de una villa, un pobre, un no recién bañado y perfumado con un vago look de marca, no vayás a la Plaza Independencia. Das mala imagen. Además, podés ser mala influencia. A los punkitos nos los bancamos porque son de familias garcas atravesando una experiencia pasajera. Sólo queremos chicos sanos, con inquietudes, que se adapten a las normas radicales (¡ay!, los jóvenes, esa molestia). Lo que hacen no nos interesa. Pero vengan, sean cómplices de nuestro simulacro de libertad. Con cariño, Facchitti.

5 Comments:

  • Esta precisa pintura, amiga Patricia, me recuerda inevitablemente a la promocionada feria del libro local: lectores que no leen, escritores que no escriben, y funcionarios que no funcionan. La culturra en su máxima inexpresión.

    By Blogger RUBÉN VALLE, at septiembre 08, 2006 12:52 a. m.  

  • La verdad es que nunca he esperado mucho de la promoción cultural oficial, será por eso que la feria del libro no me horroriza ni deprime. Es más, me angustia un poco cuando traen muchos grandes escritores. Creo que la propuesta de este año es tan liviana, tan amiguista, tan culinaria, tan infantil (aracélica, digamos), que responde de algún modo a la pregunta sobre la cultura (y sobre la juventud y sobre tantas cosas) que se hacen los funcionarios. Hay malos y buenos bichos en todos lados, lo cual es obvio al escribirlo, pero tal vez no al pensarlo e ideologizarlo: la mente suele tomar partido y fundamentaliza. Creo que debemos traducir en clave poética los desacuerdos. No vendrían mal poemas con odio visceral hacia quienes inventan paisajes odiosos. Es decir: el rencor, el grito y la guerra deberían trascender el registro informativo.
    Salute.

    By Anonymous jotal, at septiembre 13, 2006 9:06 a. m.  

  • Juan. Decís "Creo que debemos traducir en clave poética los desacuerdos". ¿Por qué? ¿Para qué? Y sobre todo, ¿qué desacuerdos? ¿Entre quiénes? La boludez oficial no admite, para mí, la poesía. No tiene poesía. Su mediocridad, su inconsistencia, sí, merecen la ironía. Es una risa amarga, es cierto. No comprendo: decís "Hay malos y buenos bichos en todos lados, lo cual es obvio al escribirlo, pero tal vez no al pensarlo e ideologizarlo: la mente suele tomar partido y fundamentaliza". ¿Qué? Lo siento, me perdí. ¿La mente es algo separado de vos, algo como una uña, que hace cosas por su cuenta? Juan, no jodás. Los funcionarios que no funcionan son ladrones.

    By Blogger Patricia Rodón, at septiembre 14, 2006 1:13 a. m.  

  • Patricia: Sí, mucha gente (y somos, supongo, gente) tiene la mente separada del cuerpo, o semiunida, como una uña. La uña, por ejemplo, una vez que la sacan, insulta en cuatro idiomas a la tijera, tiene saudade del dedo, de la mano y del cuerpo, siente injusticia por no poder seguir rascando superficies humanas o no, y se lamenta de que ya no la pintan más.
    Y la poesía no tiene una frontera que impida tratar ciertas materias, boludas, mediocres, inconsistentes, grises. ¿Te olvidaste de Aristófanes, Rabelais, Villon, Bukowski y demás?
    Insisto, creo que un poema es un lugar óptimo, inmejorable, para quejarse, para destilar odio con lucidez, asco, elegancia o ironía (¿hay alguna ley que prohíba cagarse de risa de la boludez, en clave poética?). O con lo que al poeta se le dé la gana.

    By Anonymous jotal, at septiembre 14, 2006 9:20 a. m.  

  • Me llamo Facundo, he leido tu libro Tango ROck y esta eselente, una vez lo consegui alla por la Calle San Martin y peatonal pero despues nunc mas tuve oportunidad de encontrarlo.
    Me gustaria tenerlo nuevamente, los dos que compre fueron reagaldos y lo extraño.
    Si me pode sdecir donde comprarlo te lo agardeceria

    By Anonymous Anónimo, at noviembre 01, 2007 11:43 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home